Scroll to read more

Se ha identificado una campaña de SMS suplantando al servicio de Correos. El objetivo es que el usuario descargue una supuesta aplicación de seguimiento de envíos pero que realmente es maliciosa y descarga troyanos para robar datos bancarios.

Recursos afectados

Usuarios que hayan recibido el mensaje y descargado la aplicación maliciosa en su dispositivo.

Solución

Si has sido víctima, te ha llegado un SMS suplantando a Correos y has descargado la aplicación maliciosa, es posible que tu dispositivo haya sido infectado, por lo tanto debes eliminar la aplicación y escanearlo con un antivirus actualizado.

Si por el contrario te ha llegado este SMS pero no has descargado la aplicación maliciosa, simplemente debes eliminar el mensaje de tu bandeja de entrada para no instalarla por error e ir a tu gestor de archivos donde encontrarás el archivo .apk que descarga la aplicación y eliminarlo.

También queremos recordarte la importancia de tener copias de seguridad de tus dispositivos y realizar nuevas de forma periódica, para que si se da una situación como esta no pierdas la información ni el contenido dentro de tu dispositivo.

Por supuesto, te recomendamos siempre mantener tus dispositivos actualizados y protegidos con un antivirus.

Por último, siempre puedes denunciar esta situación ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE)

Detalles

Se ha detectado una campaña de SMS suplantando a Correos en la que, con la excusa de hacer el seguimiento de un envío, se insta al usuario a hacer click en un enlace.

El enlace redirige a una página falsa donde se indica que se debe descargar una aplicación y se explica cómo hacerlo:

Esta aplicación maliciosa realmente descarga troyanos bancarios, que tienen como finalidad robar credenciales bancarias y los mensajes que las entidades financieras puedan enviar para la confirmación de transferencias u otros movimientos.

Aunque la detección de la campaña maliciosa ha sido mediante SMS, no se descarta que se pueda extender mediante correos electrónicos y WhatsApp.

Fuente : Oficina de Seguridad del Internauta