Los altavoces inteligentes o asistentes virtuales están irrumpiendo de forma clarísima en muchos de nuestros hogares. Los servicios que nos ofrecen los hacen irresistibles para los usuarios que puede disfrutar de un asistente virtual en su salón, que oirá todo lo que le decimos y responderá a nuestras peticiones. En este artículo explicaremos cómo configurar el altavoz inteligente Alexa para proteger nuestra privacidad y aprender a usarlo de forma segura.

Ya sea por las ventajas que nos ofrecen estos dispositivos IoT o porque nos guste estar a la última, los altavoces inteligentes son muy populares hoy en día. Gran parte de su éxito se debe a las numerosas ventajas y funciones que nos ofrecen:

  • Activar o desactivar nuestra música.
  • Programar alarmas.
  • Activar otros dispositivos inteligentes, como el termostato o las luces de nuestra habitación.
  • Responder a nuestras dudas, que el dispositivo buscará en Internet.
  • Etc.

Sin embargo, cada vez son más las noticias que alertan sobre sus riesgos, como que las grandes empresas los utilicen para registrar y revisar todas las peticiones que hacemos al altavoz para usar esa información con distintos fines.

Si bien es cierto que para funcionar correctamente y responder a todas nuestras peticiones necesitan estar escuchando y conectados todo el tiempo, el mayor riesgo reside en los ciberdelincuentes, que ven en estos dispositivos un objetivo muy atractivo para sus ataques debido a la cantidad de información personal que almacenan.

Por suerte, podemos configurar el dispositivo de modo que mejoremos su seguridad y, por lo tanto, proteger nuestra privacidad.

¿Cómo funciona el altavoz inteligente de Alexa?

Para empezar a usar el dispositivo, tenemos que descargar la aplicación “Amazon Alexa” que nos permite configurar el altavoz y crear nuestro perfil de usuario.

Una vez configurado y conectado a la red wifi, nuestro dispositivo estará listo para usarse. Tan solo deberemos decir el comando de voz con el que se activará: “Alexa”. Cada vez que pronunciemos esta palabra clave, seguido de nuestra petición, el dispositivo mandará un paquete transcrito (de voz a texto) al servicio de nube de la empresa Amazon. El servidor procesará la información, resolverá la petición y devolverá al dispositivo, en forma de texto, el mensaje para que este nos lo transmita en forma de audio.

Si aplicamos la lógica, veremos cómo el dispositivo en sí es solo un elemento pasivo entre nosotros y el servidor de Amazon. Siendo este último el elemento inteligente que analiza y procesa todas nuestras peticiones y conversaciones.

¿Cómo configurar de forma segura el dispositivo Alexa?

A continuación, vamos a ver paso a paso cómo configurar nuestro dispositivo Alexa para añadir una capa extra de seguridad y proteger nuestros datos, conversaciones y, en general, nuestra privacidad:

  1. Abrir la aplicación Alexa: abrimos la app y seleccionamos Configuración > Privacidad de Alexa. Desde este menú accederemos a todas las opciones que necesitaremos más adelante.

2.Consultar el historial de voz: dentro del área de Privacidad, podremos hacer clic en la opción Consultar historial de voz. Aquí podremos ver un registro de tus grabaciones en distintos intervalos de fechas.

Disponemos de dos opciones adicionales que pueden resultarnos muy útiles:

  • Borrar el historial con comando de voz:

Programar un borrado automático (mínimo 3 meses):

3.Administrar el historial de dispositivos domésticos inteligentes: en esta opción encontraremos la información recopilada por los dispositivos inteligentes de terceros que se han conectado a nuestro altavoz inteligente.

Podremos borrar el historial, aunque en esta opción no disponemos de opciones de borrado automático, ni filtro temporal o por dispositivo.

4.Gestionar permisos de habilidades o skills: en este menú podremos ver los tipos de datos que compartimos con las distintas habilidades o skills de nuestro altavoz, como dirección, número de teléfono o correo electrónico. Si queremos dejar de compartir algún dato que consideremos sensible, podemos desactivar el permiso.

 

Podremos borrar el historial, aunque en esta opción no disponemos de opciones de borrado automático, ni filtro temporal o por dispositivo.

5.Gestionar los datos de Alexa. Por último, en la sección de Privacidad, podemos decidir si queremos que Amazon analice todas nuestras grabaciones. Por defecto, el servidor utilizará dichas grabaciones para mejorar el sistema de reconocimiento de nuestra voz, pero si nos preocupa la privacidad, podemos desactivarlo.

 ¿De qué otra forma puedo mejorar la seguridad?

Si bien la configuración anterior nos permite tomar el control del uso que se hace de nuestros datos Alexa, existen una serie de buenas prácticas que nos ayudarán a mejorar la seguridad de nuestro dispositivo:

  • Apagar el dispositivo cuando no lo estemos utilizando o, al menos, desactivar el micrófono.
  • Mejorar la seguridad de la cuenta accediendo a la configuración de la privacidad en la app del dispositivo. También podemos cambiar nuestra ubicación desde la app.
  • Utilizar contraseñas seguras para todas nuestras cuentas.
  • Conectar el dispositivo solamente a redes wifi seguras y mejorar la seguridad de nuestra red desde la configuración del router.
  • Desactivar la opción de compra, y si la tenemos activada, añadir una contraseña adicional.
  • No compartir datos personales con el dispositivo. Este los almacenará y cualquiera que tenga acceso a él podría acceder a ellos con solo preguntarle.
  • Eliminar los registros y el historial del dispositivo para no dejar huella de nuestras peticiones y búsquedas anteriores.
  • Cambiar la palabra de activación del altavoz Alexa a una que rara vez utilicemos en una conversación. Para ello, iremos a la app de Alexa > Configuración > Configuración del dispositivo > Palabra de activación.
  • Administrar las conexiones a otros dispositivos inteligentes. Estos dispositivos pueden tener vulnerabilidades o medidas de seguridad muy pobres y pueden suponer una brecha de nuestra seguridad.

Si hemos seguido todos los pasos detallados y nos aseguramos de aplicar las buenas prácticas que aparecen en este artículo, podremos disfrutar de todas las ventajas que nos ofrece nuestro altavoz inteligente con la comodidad de saber que no estamos revelando datos personales a terceros.

 

Fuente : Oficina de Seguridad del Internauta