Como consecuencia de la pandemia por el virus COVID-19 o Coronavirus, las noticias alrededor del suceso se han vuelto virales y, como es habitual, lo mismo ha pasado con las noticias falsas, bulos y fraudes que buscan aprovecharse de la situación. En la lucha contra la desinformación, diversos medios y empresas han decidido implantar medidas para tratar de parar las Fake news y las cadenas de mensajes falsos, como es el caso de WhatsApp que nos ofrece algunas funciones para alertar y protegernos a los usuarios.
La situación con respecto a la pandemia del COVID-19 se ha visto envuelta en una enorme cantidad de noticias falsas, bulos, fraudes y estafas que, alimentándose de la crisis sanitaria y la vulnerabilidad de los usuarios, han ido creciendo y extendiéndose a través de todo Internet. Las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea han facilitado la propagación instantánea de las fake news y los bulos, llegando a viralizarse en un tiempo récord y ayudando a crear un clima de desinformación entre los usuarios.

En este artículo queremos centrarnos en algunas soluciones que grandes empresas, como Facebook, han comenzado a desarrollar para luchar contra esta corriente desinformativa a través de su aplicación de mensajería instantánea WhatsApp.

Es cierto que, teniendo en cuenta que su prioridad es la privacidad de los usuarios y la de los mensajes y archivos que intercambian, no tienen mucho margen de maniobra para implementar medidas que analicen el contenido de los mismos y censuren o eliminen noticias falsas.

Como sabrás, WhatsApp funciona mediante un cifrado de extremo a extremo. Esto significa que sólo el usuario que envía el mensaje y el que lo recibe saben el contenido que hay, ya que sólo sus dispositivos tienen la llave para descifrarlos, y se transmiten de forma cifrada entre ambos dispositivos.

Entonces, ¿cómo combate WhatsApp las Fake News?
Aunque es imposible que sepan el contenido del mensaje, sí cuentan con algunas funciones que permiten luchar contra la desinformación, pero, eso sí, dependen en gran medida de la responsabilidad y el sentido común del usuario:

I. “Búscalo en Google”
La aplicación, en su versión Beta 2.20.94 para Android, está integrando una funcionalidad para incluir un icono de “Buscar en Internet” en aquellos mensajes que se hayan reenviado de forma masiva. De este modo, se podrá contrastar la fuente y fiabilidad del mensaje y no dejarse llevar por titulares alarmistas o artículos con información falsa. ¿Cómo funciona?:

Una vez te llegue un mensaje registrado como “sospechoso”, nos preguntará si queremos buscar esta información en Internet.
Al hacer clic sobre Buscar en Internet, se abrirá un navegador con este mensaje en el buscador.

Lamentablemente, la desinformación viaja más rápido que la información veraz y fiable, por lo que tendremos que hacer un esfuerzo en revisar aquellas fuentes fiables y descartar otros enlaces y webs con información falsa.

II. Límite en los reenvíos

Otra medida para combatir la desinformación ha sido reducir el número de veces que podemos reenviar los mensajes, con el objetivo de limitar la propagación de mensajes que puedan contener información falsa o poco fiable. Una vez que un mensaje ha sido compartido 5 veces, solo será posible reenviarlo a otros chats de uno en uno.

Este límite se aplica automáticamente tras reconocer el número de envíos con el identificador del mensaje y no con el contenido del mismo, pues como ya hemos comentado, la política de seguridad y privacidad impide que nadie, salvo el emisor y receptor del mensaje, conozca su contenido, ni siquiera WhatsApp o Facebook.

Herramientas y medidas para identificar Fake News

Sin embargo, estas medidas no son una solución por sí mismas y dependen de los usuarios para que apliquemos el sentido común y la criticidad para identificar y no reenviar aquellos mensajes que tengan el objetivo de desinformar.

Desde la OSI ofrecemos las siguientes pautas:

  1. Buscar la fuente y contrastar. Si el autor lo firma y se identifican debidamente las fuentes en las que se basa la noticia, es probable que se trate de una noticia real. Si no es el caso, lo más probable es que sea un bulo. Una buena práctica es comprobar la noticia a través de un buscador, como Google, y contrastar con otras fuentes.
  2. Revisar la URL. A veces este tipo de bulos o fraudes nos llegan a través de un enlace a una supuesta web fiable o comparten enlaces en su contenido. Debemos revisar que la URL sea la del servicio legítimo para detectar posibles desviaciones en el nombre, como “Facebok” o “Goggle”. Recuerda revisar también el certificado de seguridad y que empiece por “https”.
  3. Mirar más allá del titular. Los titulares sensacionalistas o demasiado llamativos (clickbait) son un detalle que nos servirá para desenmascarar este tipo de contenidos falsos, faltos de rigor o fraudes.
  4. Comprobar el formato. Un texto mal redactado, con errores gramaticales y/o con imágenes de mala calidad, es un indicio de que nos encontramos ante una noticia falsa y debemos desconfiar de su contenido.
  5. Aplicar el sentido común. Lo más importante de todo es aplicar el sentido común, ser neutro y no dejarse llevar por la temática ni por el contexto. Si después de aplicar las medidas anteriores seguimos sin estar seguros, lo mejor es confiar en nuestro instinto y preguntarnos:¿es demasiado bueno para ser cierto o busca crear discordia?

Recuerda que, además de estas buenas prácticas, existen varias webs que se dedican a desmentir este tipo de bulos y que podemos utilizar para contrastar la información:

  • Maldito Bulo.
  • Google Fact Check Tools.
  • Fake News Detector (plugin).
  • Snopes.
  • Newtral.

Lo más importante de todo, como ya hemos comentado, es aplicar el sentido común y no ser simples receptores de información. Activar una mirada crítica y no dejarse llevar es fundamental para no acabar siendo víctimas de algunos de estos fraudes o engaños.

 

Fuente : Oficina de Seguridad del Internauta